Lealtad: El Fruto Más Grande De La Fe

Noviembre 19, 2001
Iglesia Misionera de los Discípulos de Jesucristo
Oficina Central
Apóstol Rolando Gonzalez

Sentimiento de amor que no nos permite hablar mal ni hacerle daño a otro y menos al hermano. Que nos hace defender, aceptando aun lo que no entendemos.

Sentimiento de humildad que nos sitúa al lado de Jesucristo, de tal manera que no piensa que es perfecto, que sí puede, sino que acepta la voluntad de Dios sin murmurar. Guarda en su corazón los problemas y se los presenta a Dios confiando y reconociendo que él no es quien puede resolverlos sino que Dios es quien lo va a resolver.

El leal en todo tiempo busca a Dios, en tiempo de bonanza y en tiempo de aflicción, no cambia su sentimiento, no piensa mal, no hace mal, vence con el bien el mal. Que el mal no dure, sino que sea destruido.

Piensa, ¿Eres leal a tu hermano?